Crees que tu perro tiene ansiedad por separación?

1
 
Si sospechas que tu perro está sufriendo Ansiedad por Separación, existen ciertos Factores de Riesgo que citamos a continuación: 
 
2– Si ha sufrido prácticas de cría punitiva.
– Perros que pasan a un hogar nuevo, o adoptados de perreras, o mucho tiempo en residencias. 
– Cambios súbitos de pasar mucho tiempo con el dueño a pasar muy poco. 
– Cambios de rutina.
– Perros con problemas ya existentes de fobias, estereotipias, depresión, traumas sufridos, etc. 
– Retirada temprana o tardía de la madre y los hermanos.
– Imposibilidad de exponer al cachorro gradualmente a situaciones de ausencia. 3
– Aumento de un nuevo miembro de familia, o ausencia larga. 
– Etc. 
 
 
 
 
 
 
 
 
Signos: 4
– Ladridos o aullidos excesivos (vocalización excesiva)
– Arañar muebles, puertas, ventanas.
– Revisión visual y paseos frenéticos. 
– Morder y romper cosas
– Agresividad cuando disponemos a salir de casa
– Saludos muy exagerados
– Aumento de orinar o defecar. 
– Etc. 
 
 
¿Cómo expresan esta angustia por separación?
El perro comienza a anticipar nuestra salida debido a una serie de rutinas que nosotros realizamos previamente a nuestra salida, y a partir de ahí la ansiedad del perro empieza a crecer hasta alcanzar un grado de frustración, ya que nuestro animal no puede controlar la situación de nuestra partida. 
Normalmente, conforme va pasando el tiempo, la frustración va bajando lentamente hasta recuperarse y adaptarse a la nueva situación, con el problema que cualquier estímulo externo puede volver a activar esta ansiedad, ya sea un coche que pase por la calle, una llamada de teléfono, etc. por lo que este estado de activación y relajación suele durar hasta que llega de nuevo su humano a casa. 
 
 5
 
Objeto:
Este problema suele derivarse de una hipervinculación con el dueño, y por tanto sufre mayor estrés cuando está aislado de su humano. Esto puede pasar por motivos tales como mimar de más a un cachorro y no dejarle aprender ni ser independiente, así como que se enfrente a situaciones desconocidas para él, que no pueda controlar.
Esto no quiere decir que no haya perros que por genética, estén predispuestos al bajo umbral de frustración o pánico, pero el aprendizaje y la cría es esencial para tener o no este problema. 
 
Bibliografía: Sólo en casa. James O´Heare
 
 

Comments are closed.